jueves, 21 de junio de 2012

'Nuevas tecnologías, nuevos pacientes' (2ª parte)


En esta segunda parte del post 'Nuevas tecnologías, nuevos pacientes', Genís Carrasco (@geniscarrasco) reflexiona sobre la utilidad del correo electrónico y las herramientas 2.0 (facebook, twitter...) para pacientes y profesionales sanitarios. ¡Esperamos que os sea de utilidad!

El correo electrónico
Diversos estudios han abordado la utilidad del e-mail mejorar la comunicación paciente-médico y hacer frente a algunas de las barreras inherentes a la práctica clínica[i]. En todos ellos la satisfacción de los pacientes mejoró y la carga de trabajo extra de los profesionales de la salud compensó la frustración que sentían ante la falta de tiempo para atender a sus pacientes en las entrevistas presenciales.

Todos los participantes en estos estudios (médicos y pacientes) aconsejaron la generalización de este método para el seguimiento clínico.

Mi recomendación es que le pidas a tu médico que te facilite su dirección de e-mail para posibles aclaraciones o dudas. En caso de que el facultativo se oponga no perderás nada y en cambio contribuirás a hacer pedagogía entre los profesionales que aún se resisten a facilitar nuevos canales de comunicación con el paciente[ii].

No te desanimes ni tengas ningún reparo, seguro que tu propuesta hará reflexionar al buen profesional. Como herramienta para la comunicación con otros pacientes, el correo electrónico no presenta mayores dificultades. Utilízalo, y si no sabes hacerlo designa a alguno de tus familaires o allegados para que te sirva de tutor. Saldrás ganando.

Facebook
Es una red social abierta a cualquier persona que tenga una cuenta de correo electrónico donde los usuarios pueden intercambiar información entre sí de acuerdo a sus intereses o a su zona geográfica. A pesar del relativo fracaso de su reciente comercialización en Bolsa, Facebook continúa sumando usuarios y se acerca a los 700 millones en todo el mundo.  

No disponemos de estadísticas fiables respecto a cuantos profesionales de la salud tienen cuentas en Facebook en nuestro país, pero podéis buscar al que os interese escribiendo su nombre y clicando en el campo “Buscar en Facebook”.

Facebook podría ser una herramienta útil para tener acceso rápido  a los profesionales por vía de la web. Puede convertirse en un excelente medio no solo para la comunicación sino para conseguir educación sobre salud a distancia: videos, noticias, información sobre enfermedades y prevención, todo puede ser compartido y enviado.

Podría ser muy valioso a la hora de hacer, además, que tú como paciente te sientas atendido las 24 horas del día, y experimentes una relación con tu médico que vaya un poco más allá de ‘un apretón de manos y los 5-10 minutos que le siguen’ que suele ser la norma en el consultorio. No lo dudes, profundizando la confianza se fortalece el vínculo terapéutico. Y si tu médico se niega a conectar contigo no habrás perdido nada y en cambio contribuirás a hacer pedagogía, que hace mucha falta.

Facebook también resulta imprescindible para aprender de “tú a tú” con otros pacientes. Para relacionarte con comunidades virtuales de pacientes puedes emplear el mismo procedimiento de clicar en el campo “Buscar en Facebook”. Un recurso muy aconsejable es “Qué médico. La guía dónde opinas tú”[iii], una cuenta que te  aportará consejos de otros pacientes sobre cuáles son los mejores profesionales de cada especialidad. Y eso siempre viene bien.

Twitter
Desde 2006 el servicio de microblogging Twitter (https://twitter.com/#!/twitter_es), permite enviar mensajes de hasta 140 caracteres a otros usuarios. Incluso si las preguntas o comentarios no pueden ser respondidas en 140 caracteres, las respuestas pueden orientar a los usuarios hacia otros canales más adecuados de comunicación como blogs, páginas web, wikis...

Twitter también es una herramienta de redes sociales que puede ayudarte a aprender más sobre el cuidado de tu salud, incluyendo sus síntomas, diagnóstico o las opciones de tratamiento para conocerlas y compartirlas con los demás.

Aunque las posibilidades de Twitter son inmensas, debes recordar que no toda la información que circula es veraz y que todos los datos que obtengas deben ser comprobados después en páginas web de probada solvencia.

Mis recomendaciones si te animas a empezar en Twitter son:
—NO pierdas tiempo buscando a aquellos que le pueden ayudar. Cada uno de los sitios de redes sociales tendrá búsquedas disponibles, lo que puedes utilizar palabras clave para encontrar otras personas con intereses compartidos. Si quieres compartir experiencias inscríbete en somos pacientes (http://www.somospacientes.com/) o en redespacientes (http://redpacientes.com/) que son excelentes comunidades virtuales con contenidos de alta calidad. Si lo que necesita es elegir médico acuda para ver valoraciones de profesionales a doctoralia (http://www.doctoralia.es/), Qué médico (http://www.quemedico.com/) o Tu otro médico (http://www.tuotromedico.com/).
En el caso de que desees comunicarte con tu médico a través de twitter son muy recomendables loas ID: @escpacientes, @GEPAC, @practicaseguras y @fep_pacientes.
—NO trates de implicarte en más de una o dos comunidades virtuales en un primer momento. Si tratas de involucrarse en demasiados, no serás capaz de mantenerse al día ni de seguir la pista. El estrés será más molesto que lo que estés tratando de aprender.
—NO creas todo lo que alguien le diga. A menos que puedas verificar la información en otro lugar y esté basada en la evidencia científica (publicaciones en revistas indizadas en Medline (http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/) tómalo sólo como una opinión, por supuesto respetable.

Empieza por el principio: Wikisanidad
Una buena idea antes de abrir una cuenta en Facebook o Twitter es acceder a Wikisanidad (http://wikisanidad.wikispaces.com/Inicio).

Es una página que incluye blogs, cuentas de Twitter e iniciativas diversas de profesionales que creen que las redes sociales pueden ayudar a mejorar el sistema sanitario, tanto desde un punto profesional, como asistencial y humano. Encontraréis enfermer@s, médicos, periodistas, residentes, fisioterapeutas, farmaceutic@s, gestor@s, bibliotecari@s, documentalistas, estudiantes, investigador@s, profesor@s, expert@s en salud pública, estadístic@s, etc.
En la pestaña de personas interesantes encontrarás listas de profesionales: médicos, farmacéuticos, enfermeros, gestores, periodistas, ingenieros informáticos, fisioterapeutas, psicólogos, terapeutas ocupacionales, economistas entre los que destaca la lista de “imprescindibles”: @cuidandosfs, @doctorcasado, @EnferEvidente, @fllordachs, @joancmarch, @juliomayol, @manyez, @mj_alonso, @Pediatria, @rafabravo, @somosmedicina, @tekuidamos, @mlalanda, @monicamoro, @mrsrosaperez y @rincondesisifo.
Aprenderás mucho.

La brecha digital en algunos pacientes crónicos mayores
Una de las críticas que reciben las redes sociales, de información y apoyo al paciente crónico, es que dejan fuera a un público mayor poco acostumbrado a utilizar los recursos informáticos. Y es una crítica acertada ya que, en España,  sólo un 14 % de las personas mayores de 65 años se conectan a internet por lo menos una vez por semana.
Esta realidad no resultaría demasiado alentadora si no se tuvieran en cuenta dos factores.
El primero es que se puede educar a la población mayor en el uso de Internet y el segundo es que esta población cuenta casi siempre con familiares o allegados que pueden hacer de mediadores y tutores durante el proceso de aprendizaje.
En este sentido, un estudio publicado en 2009   sobre una muestra  de la población mayor de 65 años, a la que durante 5 semanas se le impartió un curso de formación sobre internet los capacitó para la búsqueda correcta de recursos de información sobre salud en internet. Y esto a pesar de que la mayoría de la muestra no había utilizado la red con anterioridad. La conclusión del estudio sería, que debidamente motivados y educados las personas siempre podemos aprender, con independencia de la edad[iv].

Sin miedo pero con precaución
A los que aún no empleáis las redes sociales os recomiendo que empecéis a hacerlo poco a poco, sin miedo pero con la precaución que toda persona sensata debe tener ante algo que aun no conoce suficientemente. Recordad que Internet y las redes sociales no son un fin sino una herramienta para conseguir mejor calidad de vida cuando se padece alguna enfermedad crónica de mayor o menor gravedad.


[i] Kassirer JP. Patients, physicians, and the internet. Health Aff (Millwood) 2000; 19: 115–23.
[ii] Neill RA, Mainous AG, Clark JR, Hagen MD. The utility of electronic mail as a medium for patient-physician communication. Arch Fam Med 1994; 3: 268–71
[iii] http://www.facebook.com/qmedico
[iv] Chu A, Huber J, Mastel-Smith B, Cesario S. Partnering with Seniors for Better Health”: computer use and Internet health information retrieval among older adults in a low socioeconomic community. J Med Libr Assoc. 2009 January; 97(1): 12–20.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada